Santa Fe y la represión del "Socialismo"

Por Partido Guevarista regional Santa Fe 

De manera correcta, abundan en el país las denuncias sobre las políticas represivas impulsadas por el Macrismo. Pero ocurre que aquí no solo reprime Macri y Cía., ya que el Socialismo, que desde hace años gobierna en la Provincia - y que gusta presentarse como una opción progresista - no le va a la zaga en esta materia.De acuerdo a las estadísticas, es en Santa Fe donde existe la policía más violenta y corrupta del país. Es la provincia en donde se ha producido el mayor número de asesinatos por casos de “gatillo fácil” en relación al número de habitantes - 370 casos - y el mayor número de muertes en las comisarías por torturas.

Pero no solo esto, en los doce años que llevan gobernando los socialistas, se han producido siete desapariciones forzadas, siendo los casos más emblemáticos el de Franco Casco - un humilde joven de la Pcia de Buenos Aires que vino a Rosario a visitar a unos familiares - y el del trabajador municipal Pichón Escobar, que después de ser detenidos y golpeados hasta morir, aparecieron flotando en el río Paraná.El último caso, es el de la maestra, de apellido París, que fue a una seccional a realizar una denuncia por un robo que había sufrido y murió en dicha comisaría, esposada y con signos de golpes en su cuerpo. 

El entramado represivo que existe en Santa Fe no se limita al accionar policial y a la justicia, que la blinda con impunidad, sino que incluye la utilización de “soldaditos”, que en estos últimos años asesinaron a seis militantes sociales en distintos barrios de la ciudad, entre ellos al compañero Cristian Aquino, histórico militante de la lucha del Lavadero Virasoro y participe activo y solidario de las luchas de los trabajadores de distintos gremios, de las luchas por viviendas y por las diversas reivindicaciones obreras y populares.

El caso del del compañero Cristian - del cual este 2 de abril se cumple tres años - es paradigmático. Al solidarizarse junto a otros compañeros de la Coordinadora Anti represiva de Rosario, en la lucha por la reposición de un delegado de una pizzería de la ciudad, la Cámara Gastronómica y los burócratas del sindicato Gastronómico y Pasteleros marcharon al Consejo Deliberante para denunciar que eran víctimas de una “mafia sindical” que extorsionaba a los empresarios.

Allí fueron recibidos por concejales del PS, el FPV, el PJ y el Frente Renovador, que avalaron públicamente dicha denuncia. Es más, existen testigos que en un cuarto intermedio de esa reunión, los empresarios dijeron que “Estos van presos o terminan en un zanjón”… ¡Quince días después Cristian era asesinado por una patota de ocho soldaditos en la Villa en donde había nacido y vivido la mayor parte de su vida!

Tres años después la causa ha sido archivada, mientras que se mantiene abierta la causa penal - a punto de ser elevada a juicio oral - contra dos compañeros, entre ellos el delegado despedido, por la cual les podría corresponder penas de hasta ocho años de cárcel. De esa manera se cumple lo determinado por la patronal: “Pesos o en un zanjón”. ¡Así funciona la justicia en la “progresista Santa Fe”! 

Este 11 de abril, planteando la necesidad de construir la lucha unitaria y sin sectarismos contra la represión, desde la CAR marcharemos con las consignas de, “Los empresarios ordenan, el gobierno obedece, la policía libera la zona, el soldadito dispara y la justicia brinda impunidad” hacia los tribunales de Rosario - no para exigir justicia - sino para denunciar la complicidad de la misma con las políticas represivas implementadas por el gobierno socialista.

Estas políticas, que se ven profundizadas a partir de los convenios sellados con el gobierno nacional para la supuesta lucha “contra el narcotráfico”, han determinado la ocupación militar por parte de la Gendarmería, la Prefectura y la Policía Federal de las barriadas más humildes de Rosario y Santa Fe. Mientras tanto, toneladas de droga provenientes de Paraguay y Bolivia siguen circulando sin problemas por el Rio Paraná y las rutas que atraviesan la provincia.

Así, mientras los socialistas, que salieron terceros detrás del PRO y el PJ en las últimas elecciones,  se debaten en medio de una dura interna para determinar si marchan del brazo del PRO o forman una alianza con el PJ y diversas variantes del progresismo local - que incluye a parte de la izquierda - para retener la Provincia en el 2.019, siguen aplicando las políticas de ajuste y el pacto fiscal, fijando por decreto un aumento del 16% para los empleados públicos y los docentes, dando así por tierra con las paritarias. En definitiva, “el mal menor” se parece demasiado al mal mayor que sufrimos desde hace décadas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuanto vale dormir tan custodiado… de expertos cínicos y botones dorados…

Todos/as a los tribunales de Comodoro Py el 15 de mayo para exigir el desprocesamiento de Natalia Pérez y Hernán Centeno